MENU

REHABILITACIÓN INTEGRAL DE VIVIENDA EN SUELO RÚSTICO. SAN LORENZO

LOCALIZACIÓN: SANT LLORENÇ DES CARDASSAR | ARQUITECTA COLABORADORA: ISABEL JAUME “VACÍO ARQUITECTURA”
CONSTRUCTOR: ANDREU GOMILA | FOTOGRAFÍA: MIGUEL ÁNGEL Garabal

El principal condicionante a la hora de enfrentar el proyecto fue que se trataba de una antigua vivienda rural, anterior a 1900, en desuso y estado Runo. Además, su ubicación en un monte que corona un aria natural de especial interés haga que nuestra intervención debiera ser feel y respetuosa con la tipología original y su proceso constructivo, premisas fundamentales a la hora de conseguir el permiso de obras para su rehabilitación. Este respeto máximo con las preexistencias suponía también el hecho de no poder derribar elementos de la edificación más que la cubierta y forjados, ya obsoletos. Sin embargo, las vigas que conformaban aquella cubierta y forjados se reutiliza como dinteles de las nuevas aperturas de la vivienda.

El propietario y promotor, constructor de profesión, participó de esta necesidad protectora de la edificación y su arquitectura original.

Se trata de una vivienda de una superficie no muy grande, donde se desarrollando una zona de cocina-estar-acceso como único espacio de entrada. Muros de piedra en seco a duras caras conviven con una estructura metálica que lis confiere solidez. El doble espacio del acceso permite entender el funcionamiento de la vivienda con un solo vistazo.

Hecho de especial relevancia fue el diseño de baños y dormitorios en planta baja. Por este dependencias aprovechó la piedra de los cimientos del edificio, que junto a una cuidadosa excavación a su alrededor es el único elemento que viste las partes de los recintos. La arquitectura de los espacios se completa con una decoración austera y tradicional.

En cuanto a los exteriores se ha intentado ser fiel con la arquitectura tradicional, practicando aberturas controladas de proporciones verticales hacia las mejores vistas pero añadiendo elementos más contemporáneos como pueden ser fajas de color blanco que combinan aperturas en diferentes plantas.

El toque final lo da el tratamiento de los exteriores. La falta de pavimentos prefabricados, la utilización de la madera en los elementos de protección y los taludes naturales que rodean la piscina acaban de definir un diálogo fantástico entre el edificio y su entorno.